Hoy voy a comentar las diferencias que existen entre Blogger y WordPress, porque sí, de que existen, existen, están ahí son innegables y dependiendo del tipo de persona que seas te vas a ir por una opción o por la otra. right-sidebar

diferencias entre blogger y wordpress


Si bien es cierto que WordPress es más popular que Blogger esto no quiere decir que Blogger sea menos, o de que WordPress es mejor, este artículo no va de eso.

Voy a hablar de lo explícito, de lo que se puede ver, todo lo que está ahí, de lo que es cierto las diferencias reales entre un CMS y otro.

Dato curioso: la primera página web que intenté montar estaba hecha completamente en html y javascript, luego descubrí que existían builders como Wix, probé incluso Google Sites, pero mis primeras webs que comenzaron a traer visitas estaban hechas en Blogger.

En 2017 comencé a utilizar WordPress y 3 años después, un par de ataques DDoS y un virus (con esos coñazos, hostias, o como quieras llamarle) que me he llevado con WordPress me atrevo a escribir este post sobre las diferencias que tiene con Blogger (CMS del que no tengo quejas).

Hablemos de las diferencias dentro de WordPress


El mismo WordPress tiene ciertas diferencias dentro de su estructura, que su aclaración nos va a servir para sentar las bases de las diferencias que tiene con Blogger, veamos de qué hablo:

Diferencia entre entrada y página


Ninguna.

Sí, tal cual como lo estás leyendo, WordPress (a nivel de código) no hace distinción alguna entre las páginas y las entradas.

¿Y por qué coño están separadas dentro del escritorio de WordPress?

La razón es muy sencilla, facilidad para la programación que está detrás de las plantillas, me voy a poner un poquito técnico en esta parte:

Todo desarrollo informático (webs, apps, programas, etc) tiene dos partes: front end y back end.

El front end es lo que vemos los usuarios y el back end todo lo que está debajo para que el usuario pueda usar lo que ve, vamos, que en su defecto no sería un desarrollo si no una suerte de imagen muy chula.

¿A qué viene todo esto?

Una plantilla de WordPress (los famosos themes) no son más que un organizador, tanto back como front end, es decir, organiza el contenido -a nivel de código- para que se vea bonito a ojos del usuario.

WordPress diferencia en su escritorio las páginas de las entradas para que sea más sencillo decirle “quiero que las entradas tengan sidebar y las páginas de servicio sean a pantalla completa”.

Tan sencillo como eso.

No va a hacer falta el listillo que diga “hombre, a las páginas no les puedes colocar etiquetas o categorías” y yo le digo desde ya: para eso hay plugins como Post Tags and Categories for Pages.

Sin embargo…

Hay una diferencia CRUCIAL entre páginas y entradas de WordPress y es a nivel de URLs. Las páginas no pueden tener URLs anidadas -en silo- del tipo rootdomain.com/categoria/post eso sólo se reserva para las entradas.


Diferencia entre pagina y categoría



De nuevo, ninguna.

Lo cierto es que las categorías en WordPress son una mierda para el SEO y una opción que sólo debes usar si te falta la mitad del cerebro o la flojera que recorre tus huesos es más grande que tus ganas de progresar.

¿Por qué?

Las categorías en WordPress son páginas dinámicas y eso, a priori, suena todo guapo ¿verdad? “Dinámicas”, pero es que está tan chula la palabra que hasta te hace dudar de lo que estoy diciendo.

Dinámicas, en este caso, hace referencia a que el contenido varía y te preguntarás ¿varía según qué? En el tiempo… Estas páginas se actualizan a medida que vas publicando contenido dentro de la categoría, lo que trae consigo un gran enemigo del link juice:

LA PUTISIMA PAGINACIÓN.

A medida que vas publicando contenido en la categoría esta comienza a crear paginaciones para que el usuario “navegue” y eso genera estas URLs rootdomain.com/categoria/page-2

¿Y eso que tiene de malo?

Si te preguntaste lo anterior tienes mucho SEO que aprender, suerte que yo te enseño y GRATIS (viva yo mardita sea jaja). Lo cierto es que crea URLs que no están aportando nada al dominio.

¿Cómo que nada?

No están atacando palabras clave, en muchos casos no van a traer visitas y sólo terminan por dilapidar tu precioso link juice.

En tiempos de antaño (por allá en 2017) se popularizó la práctica de “posicionar categorías”, algo que tenía mucho sentido en el nicho de las recetas, pero era una práctica contraindicada para la mayoría de nichos.

¿Cuál es la recomendación de un Gurú SEO como yo?

Coloca la base de categorías en urls permanentes como un “.” (sin las comillas) y crea una página -estática- con la misma URL que la categoría para mostrar eso y el contenido (las urls de cada post) lo vas metiendo tu a mano.


¿A mano? ESO ES UN COÑAZOOOO

Hombre, lo es, pero también es lo que hay si quieres optimizar tus recursos nivel gurú del SEO que vive a orilla de la playa.

Diferencia entre WordPress.com (el gratis) y WordPress.org (con hosting y dominio propio)


Control.

La diferencia es cuánto control tienes sobre el CMS.

WordPress.com te regala incluso un subdominio para que empieces a montar tu web y comiences a publicar contenido a lo bestia.

Sin embargo, no tendrás demasiado control sobre la optimización del CMS, instalación de plugins, themes y etc. que al final es lo chulo de tener un WordPress.

¿Y si compro el dominio?

Pues lo mismo, solo que tendrás las URLs más adecuadas a tu marca/nicho, pero no habrás ganado control sobre nada.

Lo bueno de WordPress


Facilidad de uso y gestión.

No es necesario saber programar para montarse un WordPress decente, pero ojo, para tener un WordPress de verdad -TOPE DE GAMA- necesitas entender (cuanto menos eh) HTML, PHP, CSS y conocimientos técnicos a nivel de optimización del htaccess y servidor.

Y fijate que esto no es “malo” de hecho, lo estoy comentando en “lo bueno” ¿quieres saber que toca las narices en WP? Sigue leyendo...

Lo no tan amigable de WordPress


Frase de gurú: WordPress es a Blogger (y otros excelentes CMS) lo que Windows es a Linux…


Es el más popular de todos los CMS -no el mejor- y eso lo convierte en el target principal de todos los posibles ciberataques.

Una falacia muy aceptada por la peña en general es que en Linux no hay virus -FALSO- de que hay, los hay, pero es tan poco popular -a nivel de instalaciones- que no te vas hacer famoso -ni rico- haciendo un virus para linux.

¿Qué creés que motivó a los creadores de Ransomware WannaCry?

La popularidad de Windows.

Con 90% de la cuota de mercado mundial Windows no tiene competencia, eso causa que existan muchas vulnerabilidades como: equipos desactualizados, falta de soporte a versiones anteriores, etc.

Y todo eso son vulnerabilidades que aprovechan los hackers malignos -los que usan su poder de dios para el mal- metiendo virus en tu ordenador para sacar: datos, criptomonedas (minando o extorsionando), etc.

En WordPress pasa algo similar, tiene tanta cuota de mercado que un buen virus para WordPress puede afectar al 30% de todo el internet -como diría Torbe “PUTA LOCURA”-.


¿Que si me han afectado a mí estos problemas?

Creo que el que más me dolió fue perder los ingresos de dos semanas de una web que lograron atacar la base de datos y redirigirla.

Si no eres muy de este mundo seguro no estás al tanto del DESASTRE que hizo Yoast en Mayo de 2020 cuando de manera literal rompió las webs de todos sus usuarios tras una actualización.

En resumen de las cosas malas de WordPress: vas a estar de manera constante bajo posibles ciberataques y como te comentaba con Yoast el peligro puede venir de cualquier parte incluso de actualizaciones oficiales.

Comparando con Blogger


Llegó la hora, el cara a cara, Blogger vs WordPress.

1 - Diferencia entre páginas y entradas en Blogger


En Blogger no tienes control sobre las URLs (en WordPress sí) las páginas tienen un /p/ antes del slug y las entradas un /fecha/ sumado a eso, las plantillas en Blogger casi nunca traen un formato especial para páginas.

2 - Diferencia entre páginas y categorías en Blogger


En Blogger la figura de “Categoría” no existe como tal, debes crear la página y meter las urls de los posts a palo seco, otra opción es colocar como categorías (indexando en gluglu) las URLs de búsquedas de etiquetas pero eso no lo recomiendo por lo que comentaba sobre la paginación.

3 - Diferencia entre Blogger con dominio propio y Blogger gratis


Quitas el .blogspot de las URLs, de resto sigue todo igual, a mérito personal comentarte que he posicionado con .blogspot así que eso -dependiendo del nicho- a veces no importa.

4 - En Blogger no tienes plugins


Tienes que hacer tus propios scripts en JS para agregar funciones dinámicas, shortcodes, etc.

5 - En Blogger no te van atacar


Vamos, que es de gluglu y hasta te ofrecen ancho de banda infinito, mientras que en WordPress debes mudarte a un hosting PRO de verdad para manejar altos volúmenes de visitas.

6 - En Blogger no tendrás problemas con bases de datos


Ni otros chistacos que le gusta contar a WordPress como “mantenimiento programado” (que por cierto es una puta mierda lo de “programado” como si le voy a decir a mis visitantes “el martes de 2 a 4 no visiten mi web que estará fuera de línea por mantenimiento del servidor”).

¿Es WodPress mejor que Blogger?


No.

¿Contundente verdad?

Para ti que deseas argumentos te dejo este: Blogger es un CMS igual de potente que WordPress y si me vienes con la gilipolles de que “WordPress es más fácil de usar” te digo “eres un matado” porque, en palabras de David Ayala, para tener un buen WordPress se necesita:

Menos Plugins y más optimización SEO.


¿Y adivina qué? Esa optimización SEO requiere de conocimientos en programación e informática más allá de saber crear una cuenta de facebook...

Conclusión


WordPress tiene una gran ventaja a favor y son los plugins. Si los sabes usar -y no terminas instalando 50 para dejar el site inservible- puedes sacar mucho rendimiento en cuanto a producción de webs y mantenimiento de las mismas.

Blogger tiene lo suyo, ancho de banda infinito, hosting gratis, seguridad, entre otros beneficios.

Esto es todo por esta entrada, no me quiero despedir sin antes preguntarte ¿esta web, mi web, está en Blogger o WordPress? Espero ver tu respuesta en los comentarios, hasta la próxima.